¿Es más caro o complicado administrar el RCV?

Típicamente, no. Comparado con un sistema de dos vueltas (es decir, dos elecciones separadas), el RCV puede ser mucho más económico. Para elecciones públicas en California, el RCV requiere un equipamiento certificado por el estado. Actualmente, solamente hay un proveedor de esta certificación. Así que, puede que haya costos iniciales asociados con cambiar hacia el RCV. Sin embargo, a largo plazo, hay beneficios y ahorro. Antes de que Oakland adoptara el RCV, la oficina del auditor dijo, “la ciudad de Oakland va a ahorrar aproximadamente $463,997 cada año por eliminar las elecciones de candidatos en junio.

Con respecto a la complejidad, la mayoría de votantes piensa que ordenar a los candidatos es intuitivo. La educación y la experiencia con las boletas del RCV hace el proceso más fácil. Los administradores electorales pueden desconfiar de los nuevos sistemas al principio, pero dado que (1) 50 ciudades y dos estados han estado usando RCV con éxito; (2) hay hardware y software electoral certificado para respaldarlo; y (3) existen varias organizaciones como el Ranked Choice Voting Resource Center, FairVote, and the California RCV Institute para apoyarlos, es el momento ideal de de hacer la transición a hacer las elecciones por el RCV.