¿Cómo funciona el voto preferencial?

Con el RCV, cada votante ordena los candidatos en orden de preferencia: su favorito primero, su segundo favorito en segundo lugar y así sucesivamente.  

En RCV de un ganador, el candidato necesita más del 50% de los votos para ganar. Si un candidato recibe más de la mitad de los votos como primera opción, gana en la primera vuelta. Si no, se elimina al candidato con la menor cantidad de votos, y cualquier votante que eligió ese candidato como su “número 1” tendrá su voto contado para su próxima elección. Este proceso continúa hasta que un candidato gana más de la mitad de los votos. 

Este proceso es parecido en el RCV de múltiples ganadores, pero el umbral para ganar un cargo es más bajo. Por ejemplo, si una ciudad elige a 4 personas para su concejo municipal, cada candidato debe obtener más del 20% de los votos para obtener un asiento.